martes, 24 de febrero de 2015

GERMINADOS

Algunas veces hacemos que las cosas simples resulten complicadas.
Este puede ser una de ellas. 
Por supuesto que la falta de información es la mejor amiga de nuestra ignorancia, por eso acá te acercamos un dato sobre algo que podes hacer en tu propia casa y que aportara mucho a tu salud y una vida mas natural y sana:
Las semillas germinadas son brotes llenos de vitalidad. Su excepcional cantidad de nutrientes las hace indispensables en una dieta sana, además de aportar su sabor a numerosos platos.
El contenido nutricional de las semillas germinadas es equiparable al de las frutas y verduras, pero las superan en cuanto a su riqueza enzimática y en clorofila, muy importante por su acción antianémica, revitalizante y antitóxica. Todo ello los convierte en alimentos completos que pueden contribuir a corregir las carencias de la alimentación moderna.
Los germinados son únicos ya que están disponibles en cualquier época del año y en cualquier lugar del mundo. Su ciclo de cosecha es de tan solo una semana y su rendimiento muy grande. Con un solo kilo de semillas de alfalfa se producen entre 10 y 14 kilos de germinados frescos.
Las propiedades nutricionales de los germinados son altísimas
Los germinados de soja o de guisantes, con un 27% de proteína son comparables al porcentaje de la carne, la leche y los huevos, pero sin el gran contenido en grasa.
Los germinados de cereales y algunas semillas como el trigo y las pipas de girasol, son ricos en grasas. El aceite de girasol es la mejor fuente de ácidos omega 6, los germinados de girasol hacen esas grasas más digestivas y asimilables.



¡BUEN PROVECHO!